...

REVISIÓN GRATUITA DE CASOS

Sin honorarios a menos que usted cobre

CHAT

Abogado Chris Rehmet discute accidentes de conductores ebrios, lesiones personales, y los reincidentes

Como abogado que se ocupa de asuntos de lesiones personales, veo de primera mano las muchas maneras diferentes en que las personas resultan heridas o muertas. Tal vez los más absurdos son los accidentes causados por DWI. Todos sabemos que conducir ebrio es peligroso, y es fácilmente evitable. La mayoría de nosotros tenemos un sentido de indignación cuando oímos hablar de una muerte o lesión causada por un conductor ebrio, porque el conductor ebrio toma una decisión consciente de poner en peligro a todos los demás en la carretera. Nuestra indignación aumenta cuando un conductor ebrio conduce ebrio repetidamente.

 

MADD (Mother’s Against Drunk Driving) lleva estadísticas sobre la conducción bajo los efectos del alcohol. Según ellos, el conductor ebrio medio conduce bajo los efectos del alcohol 80 veces antes de su primera detención. Esta estadística es difícil de creer, pero creo que es válida. Con toda probabilidad, el infractor repite con frecuencia la conducción bajo los efectos del alcohol. Este patrón comienza cuando una persona conduce bajo los efectos del alcohol una vez y consigue llegar a casa sin ser detenida ni verse implicada en un accidente. Empiezan a creer falsamente que pueden llegar a casa sanos y salvos. La siguiente vez que conducen bajo los efectos del alcohol, vuelven a casa sin consecuencias negativas. Después de unas cuantas veces, conducir ebrio se convierte en algo permisible en la mente del individuo.

 

En realidad, las probabilidades de estar involucrado en un accidente se magnifican mucho cuando alguien es DWI. Si el conductor ebrio esta involucrado en un accidente, entonces los resultados pueden ser devastadores. Personas inocentes a menudo se convierten en las víctimas.

 

Julio Acevedo es un buen ejemplo de reincidente. El Sr. Acevedo fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol en febrero de este año. El agente que detuvo al Sr. Acevedo por conducir de forma errática comprobó que estaba ebrio. A pesar de este arresto, el Sr. Acevedo volvió a conducir bajo los efectos del alcohol a principios de marzo. Por desgracia, esta vez no vio un taxi y chocó contra él a gran velocidad. La fuerza de la colisión destrozó el habitáculo del taxi y mató a un joven matrimonio que viajaba en el asiento trasero. Ambos tenían 21 años y murieron en el lugar de la colisión.

 

Este accidente obtuvo un gran protagonismo en la prensa nacional porque la ocupante del taxi estaba embarazada de seis meses. Los médicos de urgencias sacaron milagrosamente al bebé del vientre de su difunta madre. Lamentablemente, el bebé murió poco después.

 

Cuando un conductor ebrio dice que sólo ha conducido bajo los efectos del alcohol en la única ocasión en que fue detenido, probablemente está mintiendo. Cada vez que tenemos un cliente que es atropellado por un conductor ebrio, investigamos los antecedentes penales del conductor ebrio, así como su historial de conducción. Normalmente presentamos una demanda contra el conductor ebrio y tomamos su declaración. En la mayoría de los casos, el conductor ebrio tiene arrestos anteriores.

 

Todos debemos reflexionar sobre nuestro comportamiento. Si pensamos que podemos llegar a casa después de beber sólo porque lo hemos hecho antes, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar. Los riesgos son demasiado altos.